Yuli Flores

Yuli nace en Machiques, un pequeño pueblo venezolano con tradición artesana. Ya de joven, con su madre empezó a confeccionar piezas de ganchillo. Desde entonces la creatividad ha estado presente en su vida dando una segunda vida a los objetos que se encuentra y que han sido abandonados por la naturaleza. Desde hace varios años trabaja en el arte de los nudos, el macramé.

Mueve sus dedos entre las cuerdas como una pianista acompasada y segura, entrelazando de manera improvisada las combinaciones adecuadas. Sus piezas crecen incrustadas sobre madera de deriva, que recoge junto a su pareja en las playas mientras dan largos paseos.

Sus obras transmiten serenidad, consciente de que ocuparán un lugar especial dentro del hogar de las personas que lo adquieran. Para ella, esta es la mayor satisfacción de crear estas obras únicas con sus manos.

El arte de Julieta